Proyecto Único2016-11-07T16:13:53+00:00

Cuando como arquitecto empiezo un proyecto, sea de las dimensiones que sea, grande o pequeño, tengo el afán de convertirlo en “Proyecto Único”, sencillamente porque cada caso tiene que ser especial, y cada propietario tiene que ser el protagonista del mismo. Y esto no depende del estilo personal del arquitecto, ni de las modas existentes, ni de las circunstancias del mercado. Estamos hablando de personas que tienen que vivir dentro de espacios que tienen que ser diseñados especialmente para ellos.
Cuando la Arquitectura pasó de considerarse industrial a tener en el centro de la misma al usuario con sus condiciones personales y sus características individuales, empezó a plasmarse esta idea conceptual.
Es por eso que mi enfoque profesional siempre lleva este sello, llegando a poner nombre a cada proyecto que realizo, a cada intervención que tengo. Últimamente podemos hablar de “la oficina de dos colores”, “la pizzería roja” o la “casa de cristal”; proyectos que definen a sus propietarios y a la forma de entender el espacio que se diseña especialmente para ellos.