Juan Garaizábal y la monumentalización de la memoria

Juan Garaizábal está considerado como uno de los escultores de mayor proyección internacional. Sin ir más lejos, este joven artista español no ha dejado de sorprender al público nacional e internacional. En Málaga, tenemos la suerte de poder disfrutar de su obra hasta el 22 de abril en el Palacio Episcopal.

En lo que respecta a la propia exposición, esta es la primera retrospectiva mundial que se realiza sobre la obra de este escultor de proyección internacional. Por su parte, el contenido de la muestra contiene alrededor de medio centenar de piezas, fundamentalmente esculturas e instalaciones.

El montaje recoge a la perfección un resumen de toda su trayectoria con un espacio para obras y bocetos de nuevas ideas, como la instalación monumental Leptis Magna, o en homenaje a Málaga; el tratamiento de la ausencia en la torre de su catedral. A lo largo de la muestra podemos apreciar las diversas técnicas con las que se suele mover este autor. Aquí destaca la forja, carpintería, electricidad, plasticidad y mampostería. El conceptualismo y el simbolismo presentes en cada uno de sus trabajos; son uno de los mayores alicientes de la exposición.

Su obra, impresionante a la vez que difícil de describir, proyecta la historia y es que; como apuntaba El País sobre Garaizábal es un “Estudioso de la historia, a la que da forma de estructuras de acero inoxidable; hormigón y barras de luz”.

Garaizábal y el reconocimiento internacional

“Garaizabal es quizá el artista español que mejor simboliza ahora mismo el paradójico contraste entre el prestigio internacional y el desconocimiento —o mal conocimiento— en su propio país. Berlín, Venecia, Chicago, París, Londres, Miami, Washing­ton, Dallas y La Habana; han sido ya o están siendo ahora mismo escenarios de sus imponentes estructuras”; explican desde El País.

En la actualidad, el artista trabaja con el apoyo de la Fundación Cisneros, en otra pieza monumental que Garaizábal prevé situar en el Malecón, mirando a la anterior; en discurso estético sobre presencia y ausencia que se dirige al espíritu de quienes desde la nostalgia persiguen la cercanía.

Y es que, como definieron desde el ABC “Juan Garaizabal nada tiene que le avale, como no sean sus palabras (confiar en él y en ellas) y el citado libro sobre su obra («Garaysomething»); que tiene en el asiento de atrás del coche y que le viene en ese momento a la memoria”.

En el Estudio de Arquitectura de Manuel Navarro, apostamos por Málaga y la arquitectura. La innovación, la sostenibilidad y la planificación deben ser los pilares fundamentales que nos guíen. Recuerda, nos encontramos en Calle Victoria, 7, 2 i, 29012 Málaga. Te esperamos

2018-04-12T08:28:17+00:00abril 5th, 2018|