El Hospital Noble “más noble” de Málaga

Uno de los edificios más singulares que alberga La Malagueta es sin duda el denominado “Hospital Noble”. Éste se enmarca dentro del estilo neogótico. Atribuido al arquitecto José Trigueros y Trigueros, fue construido en ladrillo visto, con arcos ojivales y una crestería de hierro sobre las cubiertas. En su fachada principal el hospital presenta un pórtico con un gran arco de piedra, y sobre una lápida con la inscripción “Hospital Noble”. Su estructura es simple, siguiendo la tipología de naves. Poseía una nave longitudinal con un pasillo central que daba acceso a las distintas dependencias, a la que se adosan de forma transversal dos cuerpos laterales y uno central, que sobresalen en planta y altura.

Pero para los ciudadanos de a pie, este edificio está lleno de rumores y leyendas indescifrables que lo rodean. Dedicado a la Beneficencia, no obtiene su nombre por la labor que realiza, sino porque son los herederos del Doctor Noble los que ceden los terrenos para la construcción. Y estos lo ceden con la condición de que se entregara a la Beneficencia. Si no se seguía este mandato, el terreno volvería a sus herederos.

Este hospital auxiliar fue construido entre 1866 y 1870 por las herederas del doctor Joseph Noble, un médico natural Frisby, Inglaterra. Era doctor en Medicina por la Universidad de Cambridge. Estando delicado de salud vino a la ciudad de Málaga para restablecerse. No obstante, encontró la muerte el 6 de enero de 1861 por el cólera. El proceso de creación fue largo, durando cinco años. La construcción empezó en el año 1866 y fue realizada por arquitecto municipal Cirio Salinas Pérez.

La finalidad de este hospital en un principio era atender tanto a los malagueños como a la numerosa población extranjera que llegaban desde el puerto de Málaga. Principalmente como hospital de urgencias. En 1875, el hospital se cedió a una Junta de Damas, la cual operaba con las Hermanas de la Caridad de San Vicente de Paul. Se determinó que la mitad de las camas fueran de pago, y la otra parte era para la Beneficencia y extranjeros necesitados. Con el tiempo el edificio pasó a formar parte de la Comisión Municipal de Beneficencia.

El Hospital Noble en el siglo XX

El 16 de diciembre de 1900 la fragata alemana “Gneisenau” naufragó frente a las costas malagueñas. Todos los supervivientes fueron atendidos en el Hospital Noble. En agradecimiento por este geste, el cónsul de Alemania compensó con la donación de numeroso material al hospital. Más tarde, donaría también el puente metálico que hoy conocemos como “El puente de los alemanes”.

En el siglo XX la vida en el hospital fue bastante complicada debido a la escasez de medios. Por este motivo, en 1923, fue cedido a la Cruz Roja. Posteriormente fue incautado en 1931 durante la II República española. No fue hasta 1937 cuando fue devuelto a sus donantes originales. Entonces, comenzó a realizar actividades sanitarias hasta los años 80.

En 1970 las instalaciones hospitalarias sufrieron una gran ampliación que modificaron el interior del edificio y su fachada trasera original. La función del edificio fue evolucionando, empleándose a posteriori como laboratorio de Bromatología, para análisis de alimentos y aguas. Aunque cada vez fue adquiriendo un carácter de edificio administrativo del Ayuntamiento.

Por nuestra parte, desde el Estudio de Arquitectura de Manuel Navarro, seguimos diseñando y construyendo proyectos innovadores. Recuerda, nos encontramos en Calle Victoria, 7, 2 i, 29012 Málaga. Te esperamos

2017-11-20T17:04:47+00:00octubre 25th, 2016|