140 años de la Plaza de Toros

De la Plaza de las Cuatro Calles a La Malagueta

Es fundamental empezar hablando de la Plaza de las Cuatro Calles. Seguidamente, pasar por el Teatro del Circo, para entender lo que hoy es la Plaza de Toros de La Malagueta.  Fue en 1492, en lo que hoy conocemos como la Plaza de la Constitución, donde tenemos constancia que se celebraban las primeras corridas de toros en Málaga. Se ubicaban los chiqueros en la boca calle de Larios, yplaza de toros con tribunas de madera portátiles. Pero conforme fue creciendo el interés de la llamada fiesta nacional, los requerimientos cada vez eran mayores. La imposibilidad de seguir celebrándolas en la calle comenzaba a ser un verdadero problema. Entonces, las administraciones de la época empezaban a plantear, y a buscar distintas soluciones. De hecho, los graderíos de madera provisional fueron sustituyéndose por sillares de piedra. Significando la consolidación de los festejos. Pero ni esta decisión resulto convincente a la afición taurina.

No fue hasta finales del siglo XVIII cuando se produjo el cambio de ubicación. Entonces se mudó junto al mercado del Carmen. La llamada ‘calle Plaza de Toros Vieja’ nos da una idea de la ubicación de la misma. Hoy en día no existe ningún documento grafiado que nos indique exactamente la ubicación y características de este coso. La siguiente ubicación conocida está situada en el entorno del convento de San Francisco. Se encontraba al borde del Guadalmedina. Sin embargo, no duró más de 15 años entre polémicas referentes al aforo posible. Y en 1864 se ubicó en los aledaños de la calle Compás de la Victoria. Conocido como el Teatro del Circo. Este hacía sus veces de coso taurino para no más de 3.000 personas. Además, es un escenario en el que tenían lugar una serie de espectáculos públicos: teatrales, ecuestres y gimnásticos.

La Malagueta como nuevo escenario

Debido a la presión ciudadana, por la poca cabida existente y el mal estado en el que se encontrabplaza de torosan las instalaciones, se creó una comisión de propaganda. Ésta estaba representada con distintos prohombres de la ciudad para levantar una plaza de toros nueva. Así comenzó la búsqueda de un nuevo emplazamiento. Se barajaron distintos lugares considerados como idóneos como El Ejido, donde hoy se ubica la universidad en el centro de Málaga. También se tuvo en cuenta el limonar de Olletas, justo en la gasolinera de Fuente Olletas. Pero finalmente se opta por un lugar conocido por los vecinos como ‘Haza de la Noria de Reding’. En otras palabras: ‘La Malagueta’.

Es el Ayuntamiento el que toma las riendas del proyecto evitando de esta manera el futuro control que quería la comisión ciudadana sobre la Plaza. El consistorio realizó las obras en colaboración con la Diputación de Málaga. Sin embargo, una vez concluidas las mismas, sería la Diputación la propietaria del 100% del recinto. Este se debió a la cesión del 50% municipal como parte de pago de las deudas contraídas.

Características de la Plaza de Toros

El arquitecto municipal Joaquín de Rucoba y Octavio de Toledo fue el encargado de realizar el proyecto y de ejecutar las obras de la nueva Plaza de Toros de la Malagueta. La Plaza es de estilo neomudéjar, teniendo forma de un hexágono, con un ruedo de 52 m de diámetro comprendido por una planta baja, entreplanta y dos plantas superiores. Sorprenden que en tan sólo dos años se finalizara un edificio de semejantes características.

Fue el 11 de junio de 1876 cuando tiene lugar su inauguración. En el cartel, los diestros Rafael Molina “Lagartijo”, Antonio Carmona y Luque “El Gordito” y Manuel Rodríguez “Desperdicios”. Fueron unos festejos taurinos que duraron 4 días. La ganadería de Murube fue la encargada de proporcionar los toros.

Modificaciones

Diferentes cambios ha sufrido la edificación original. Se modificaron sus chiqueros, ampliando el coso para albergar plaza de torosa más de 9.000 personas. Posteriormente tuvo lugar la ejecución del parking municipal por parte de la sociedad municipal de aparcamientos del Ayuntamiento de Málaga, SMASA. Ésta, en el año 2005, convino con la Diputación realizar cuatro plantas de aparcamientos subterráneos bajo la calle Cervantes y los corrales de la plaza de toros. Ello provocaba la desaparición total de los corrales existen­tes. Aunque, como ya hemos constatado, apenas existía nada de los corra­les originales, pues las instalaciones diseñadas por Rucoba en ese lugar se demolieron en 1922 por Guerrero Strachan para empezar a usarse como corrales. En 1966 éstos fueron reformados y ampliados por el equipo del arquitecto provincial Juan Jáuregui, quien incluso modificó el diseño de la tapia.

Al levantar de nuevo los corrales, el arquitecto de la Diputación de Málaga, Luis Machuca, tuvo que reordenar las ali­neaciones. El fin es integrar en la fachada las distintas salidas peatonales del aparcamiento subterráneo, cuyo proyecto pertenece a otros arquitectos. Machuca dejó su huella con unas fachadas de vidrio xerografiados, aportando el detalle del siglo XX a la plaza centenaria. Sin duda, la Plaza de Toros de la Malagueta ha sido testigo mudo del espectacular cambio urbanístico que ha vivido el barrio.

La Plazo de Toros y la sociedad malagueña

Es necesario referenciar que la Plaza de Toros de La Malagueta, en 1976, año de su centenario, fue declarada Conjunto Histórico-Artístico. Más tarde, en 1981, obtuvo la calificación de Bien de Interés Cultural, obteniendo toda la protección arquitectónica para futuras actuaciones en la misma.

La Malagueta es una plaza de toros donde parcamente se contemplan alternativas. Durante sus 140 años de existencia se han concedido casi 40 ceremonias de investidura de matador de toro. Tuvieron que pasar 38 años plaza de torosdesde su inauguración para que el coso taurino malagueño fuera escenario para la primera alternativa.  El primer torero que recibió la alternativa en La Malagueta fue el malagueño Matías Lara ‘Larita’. Este hecho, acaecido el 1 de septiembre de 1914, tuvo a Paco Madrid de padrino y Juan Belmonte de testigo con toros de González Landin.

Esta plaza, de primera categoría, es un recinto taurino de temporada. Entre sus festejos cabe destacar las dos corridas de toros en Semana Santa. Estas son la denominada “Corrida Picassiana” y la “Corrida de la Prensa”. Ambas transcurren durante el mes de junio por la festividad de los Santos Patronos San Ciriaco y Santa Paula. Los festejos durante la Feria de Agosto y la corrida de toros en el mes de septiembre coincidiendo con la festividad de la Patrona malagueña.

La Malagueta de todos

plaza de torosPero, sobre todo, la Plaza de Toros de la Malagueta se ha convertido en la ‘Plaza de Todos’. Aquí se compaginan actos de carácter político, como la actuación de Joan Manuel Serrat en el mitin de la primera campaña de Felipe González.  Conciertos de todo tipo de música como el de Silvio Rodríguez en los años 90, o los primeros conciertos de Alejandro Sanz en nuestra ciudad.

En la actualidad, la Plaza de Toros de La Malagueta, no solo es un referente taurino de nuestra ciudad, sino también es punto de encuentro de diferentes actividades. Eventos solidarios, conciertos, exposiciones, o la gran concentración de productos malagueños en el mes de diciembre de la mano de Sabor a Málaga, son alguna de las diferentes actividades que acoge.

Por nuestra parte, desde el Estudio de Arquitectura de Manuel Navarro, seguimos diseñando y construyendo proyectos innovadores. Recuerda, nos encontramos en Calle Victoria, 7, 2 i, 29012 Málaga. Te esperamos

2017-11-20T17:02:02+00:00marzo 16th, 2017|